Basílica de Saint-Denis

Basílica de Saint-Denis

En París, Francia, se le da lugar a una hermosa basílica con mucha historia y valor patrimonial de la ciudad. Es uno de esos puntos que de ir a París, no deberías perderte, date la oportunidad y el espacio para conocer a una iglesia reconocida a nivel mundial. En español se le conoce como San Dionisio, y es reconocida por ser la primera con el estilo gótico, así como también se encuentra en distinción por ser el lugar donde se encuentra la sepultura mayor de los reyes de Francia.

En sí, la Basílica no se encuentra en el propio París, sino en las inmediaciones, en Saint-Denis, de allí deriva el nombre. Se le llama Catedral desde el año 1966, sin embargo cumple sus funciones como abadía, así como el de basílica, ya que tiene el título de basílica menor.

Historia de la Basílica de Saint-Denis

El primer obispo de parís se llamó San Dionisio, y hoy en día es conocido como Santo patrón de Francia, el mismo fue sepultado en el lugar que se establecería en su honor, la famosa Abadía de Saint-Denis. El estilo gótico se le plasmó a la estructura a mediados del año 1139, sin embargo dicho arreglo se finiquitó en el siglo XIII. Sin embargo cada año valió la pena dado el resultado.

Uno de los sucesos más resaltante fue la reforma de las tumbas de la basílica, esto sucedió dada la Revolución en 1793 ya que estas fueron vilmente profanadas. Fue entonces cuando los restos de los cuerpos de la realeza fueron depositados en una fosa común, allí estuvieron hasta el año 1817. Luego de ello, los restos se identificaron y se reacomodaron en sus tumbas.

Hubieron casos de restos que no consiguieron ser identificados, estos están situados en un gran osario que se encuentra en la cripta. 

Basílica y Museo Saint-Denis

La Abadía de Saint-Denis se conoció por ser una estructura muy prestigiosa, con una esencia de grandeza y riquezas, todo ello gracias a la intervención del entonces abad, Suger, quien estuvo en esa posición desde 1122 hasta el año 1151. Lo que él buscaba era plasmar en relieve la figura de San Dionisio, y si quería eso entonces significaba que había que elevar las ventanas que permitían el paso de la luz.

La inspiración que tuvo Suger al terminar la iglesia de la abadía la plasmó en el nuevo proyecto que venía pensando, la Catedral de Saint-Étienne de Sens. En la actualidad el monumento está abierto en dos modalidades o espacios para el disfrute del público en general, primeramente la nave y los laterales en donde se le da lugar a eventos religiosos ya que sirven de iglesia, y posteriormente la cripta, el transepto, el coro y el deambulatorio que contienen un museo que da lugar a las tumbas de la realeza Francesa, así como también a muchos de sus servidores. Si hay algún evento religioso el museo se cierra.

La majestuosidad de la Basílica te dejará maravillado, su luminosidad te dejará inmóvil, es simplemente hermoso, el deambulatorio es una de las áreas esenciales de esta, así como su cripta y el coro.

0 Shares:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like
Moulin Rouge
Read More

Moulin Rouge

El Moulin Rouge, que en español significa El Molino rojo, es una tracción parisina que no te puedes…
Centro Pompidou
Read More

Centro Pompidou

En la ciudad de parís te encontrarás con un edificio llamado Centro Pompidou, ¿Lo conoces? ¿Entonces qué estás…
Torre Eiffel
Read More

Torre Eiffel

¿Quién no ha ido o escuchado de París y lo relaciona automáticamente con este monumento mundialmente reconocido? El…